• Detectigal

Cómo saber si contrata a un verdadero detective


Hoy en día existen multitud de personas que sin estar legalmente habilitadas para ello ofertan y ejercen los servicios llevados a cabo por detectives privados.


¿Sabe qué consecuencias puede tener para usted la contratación de un falso detective?


La profesión del detective privado se encuentra regulada en la Ley de Seguridad Privada (Ley 5/2014, de 4 de abril). En esta ley, se especifican claramente las funciones del detective privado, las cuales sólo se podrán llevar a cabo por un detective privado legalmente habilitado, esto es, con su correspondiente licencia (TIP o Tarjeta de Identidad Profesional) expedida por el Ministerio del Interior y tramitada por la Dirección General de la Policía.


Existen cantidad de falsos detectives o intrusos que anuncian sus servicios a través de páginas de anuncios por palabras siendo usted el principal perjudicado.


Contratando a un intruso, no sólo perderá su dinero, ya que aunque obtenga alguna prueba, no podrá aportarla judicialmente ni ratificarla.


Seguramente, no podrá obtener las pruebas que precisaba ya que la investigación podría haberse descubierto, imposibilitando así su repetición por parte de profesionales.



¿Cómo detectar un falso detective?


Como mencionamos anteriormente los detectives privados tenemos una licencia oficial: la tarjeta de identidad profesional (TIP), habilitación obtenida a través del Ministerio del Interior, Dirección General de la Policía y la Guardia Civil.


Esta licencia debe mostrarse en toda publicidad que el detective privado contrate.


Los despachos de detectives privados sólo emplean a detectives con licencia, ya que la ley prohíbe expresamente que nadie ajeno a nuestra profesión participe directa o indirectamente de nuestras investigaciones. La figura del auxiliar o ayudante de detective está expresamente prohibida, constituyendo una garantía para nuestros clientes, ya que su caso sólo podrá ser tratado y realizado por detectives privados.


La persona que carezca de la Tarjeta de Identidad Profesional (TIP) de detective privado y ofrezca servicios de investigación privada es un intruso y como tal está cometiendo un fraude. Los intrusos suelen actuar ofreciendo sus servicios como “detectives privados” o utilizando otras denominaciones con las que tratan de evitar inspecciones y denuncias. Denominaciones como: “perito judicial de investigación privada”, “investigador privado”, "agencia de inteligencia", y un largo etcétera.



Contratar a un falso detective, sin la obligatoria habilitación profesional requerida por ley, puede acarrear graves sanciones económicas que pueden alcanzar los 600.000 €. Tanto para el falso detective como a quién contrate dichos servicios, además, en determinados casos, puede acarrear la comisión de delitos que pueden llevar aparejadas penas de prisión.




Esta es la tarjeta con las que podrá identificar a un detective privado legalmente habilitado:




En el anverso figura la fecha límite de validez y la foto del profesional.




En el reverso deberá constar su número de habilitación y las palabras "Detective privado" en la última línea junto con la fecha de expedición.





Los detectives privados están obligados a publicitar su número de TIP en sus anuncios y páginas web.


Una licencia antigua tampoco le garantiza gran cosa


Mayor antigüedad o experiencia no siempre conlleva estar delante de un profesional más cualificado, ni es garantía de obtener mejores resultados.

De hecho, podría suponer todo lo contrario.


Los estudios de detective privado se empezaron a exigir no hace tantos años. Antes, se obtenía la licencia únicamente con “acreditar” que se había estado “trabajando” en alguna agencia. Más adelante, fue cuando se introdujo la obligatoriedad de estudiar el diploma de Investigación privada.


Así que muchos de los detectives privados de mayor antigüedad de este país, carecen de los estudios universitarios que se les exige a los nuevos detectives.


A esto habría que añadir, que «antigüedad» puede ser sinónimo de incapacidad o desconocimiento de las nuevas tecnologías.


Algo que te puede dejar algo fuera de juego, ya que ser un ignorante digital y/o tecnológico en nuestra profesión podría ser un handicap importante.



El detective privado como profesional habilitado


Un profesional habilitado como Detective Privado siempre dispondrá de un seguro de responsabilidad civil, habrá sido formado en universidades, conociendo las leyes y sus limitaciones, por Ley se nos exige confidencialidad y reserva profesional,

disponemos de medidas de seguridad para proteger su información, estamos controlados por el Cuerpo Nacional de Policía, disponemos de medios y experiencia, y somos los únicos profesionales legalmente habilitados para investigar asuntos privados.


Una vez enfrentados los beneficios de contratar un detective privado legalmente habilitado y los más que posibles problemas de "contratar" a un intruso para realizar una investigación, ya deberían de quedar claros los motivos para pedir la reseñada Tarjeta de Identificación Profesional, y es que un profesional es siempre una garantía en todos los aspectos.


Detectigal.

TIP Nº 4.829

© 2020 por Detectigal